Testimonios

Me encantó el curso de Educadora en Salud Materna. Ha sido un maravilloso viaje hacia la esencia natural del ser femenino y su maternidad. Un delicioso compartir de saberes  con el consiguiente enriquecimiento mutuo, en medio de un ambiente de estudio cálido y cordial; donde semana a semana, tres maravillosas maestras han compartido con nosotras, información valiosa y abordado mejores maneras de empoderar a las mamás gestantes en su cuidado primordial, y el logro de un parto humanizado… Una experiencia altamente recomendable.

Obst. Gladys Marisol Chuchón, Perú

Mis primeros estudios de partería los obtuve en el programa “online” ofrecido por la Escuela Dar a Luz por la Partera Debbie Diaz Ortiz.

El método de enseñanza utilizado en Dar a Luz es preciso, ordenado y claro, para poder entender temas complejos.  El uso de visuales me ayudó a entender lo que podría encontrar en mi práctica.

Al tener una Maestra bien preparada , con experiencia, don de enseñar y en vivo aclarando dudas y manteniendo un ambiente de respeto y exploración fue clave en mi aprendizaje en Dar a Luz.

Rosemary Loperena, Puerto Rico

Feliz de haber recibido tanta sabiduría al lado de profesoras tan competentes. Ellas saben, y saben transmitir tanto los conceptos básicos, como los más densos de una manera sencilla y comprensible para todos, sin reparo a repetir cuantas veces sea necesario para que quede grabado en nuestra mente. Una formación completa, con mente (evidencias científicas), cuerpo (información holística), espíritu (rituales, intuición) y corazón.​

Mireia Vilanova, España

Como estudiante de partería tradicional en vías de obtener mi licencia profesional reconozco la importancia de la educación continua que me ha ofrecido la Escuela Dar a Luz; a través de sus cursos de Salud Materna y de Partería en Comunidades Aisladas.

Los procesos de aprendizaje son holísticos e incluyen elementos de educación popular para poder entender el año reproductivo desde una mirada más espiritual y comunitaria: Como un proceso ancestral, salvaje y poderoso. Esta perspectiva no te la ofrece cualquier libro de texto u escuela.

Recomendaría este viaje educativo y espiritual. Donde seres de luz que te enseña a caminar juntas, nunca al frente ni detrás, en un proceso de descubrimiento interminable.

Jacqueline Cruz-Rodríguez, Puerto Rico

El curso de Educadora en Salud Materna es una joyita, abre muchas puertas para poder ofrecer y entregar a las mamás y sus parejas buenas bases para su propio cuidado primordial, conocimiento de su cuerpo, de la fisiología y de lo que realmente es necesario durante la gestación, parto y postparto.

Además, nos llena de seguridad y confianza para saber escuchar a las futuras mamás y desde ahí encaminar, aconsejar y seguir aprendiendo de este maravilloso camino que es infinito, lleno de magia y amor. Doy mis más sinceros agradecimientos a las tres profesoras que hemos tenido por su trabajo y por ofrecer y permitir que muchas mujeres puedan acceder a esta información de una forma sencilla y accesible para todas.

Bendiciones y luz para el camino.

Violeta Luís Arias, Chile

Dar a luz, es una experiencia única, un régimen estricto de aprendizaje, de entendimiento de la mujer, su cuerpo y sus procesos fisiológicos de manera muy completa.

Estudiar la teoría te crea inquisitivas y te dirige a estudiar la práctica.  Mis dos años como estudiante de Dar a Luz fueron maravillosos y repletos de estudios rigurosos. Me han dado una base sólida, una marcada sabiduría y amor por la partería.

Michelle Pérez-Chiques, Puerto Rico

En el Curso de Educadora en Salud Materna, tuve el privilegio de conocer a gente maravillosa, tanto las profesoras como mis compañeras.  Me he enriquecido con nuevos saberes, por ejemplo, como iniciar los talleres para los padres a través de los rituales, ya que ayudan a conectar a la mamá y al papá con el bebé.

Los ciclos de la mujer y su anatomía al igual que del varón.  Ver lo importante que es educarse, la alimentación, para evitar complicaciones en el embarazo, llegar a término y que el bebé tenga buen peso.  Saber defender el derecho a un parto humanizado y respetado conociendo las leyes de cada país. Todo sobre amamantamiento, parto y post-parto. El rol que cumple el papá frente a la diada madre-bebé.

Todo esto desde el punto de vista científico, pero en este curso se aprende mucho más, a ver a la mamá como un ser sabio. Se aprende a valorizar el aspecto espiritual y sagrado del nacimiento. Tomar conciencia que Parir es el momento en donde la mamá brilla por sí sola, se apodera de su cuerpo y de su bebé: Aceptar las leyes naturales que dominan este momento.

Saber que la historia comienza cuando un espermatozoide llega al planeta óvulo y que el universo sonríe porque ya hay un nuevo ser, pequeño, casi invisible a nuestros ojos, pero está ahí viajando a su lugar que será el útero, su nido. De allí lo importante de los cuidados durante los nueve meses y también después del nacimiento. Todo esto me lleva a pensar que un bebé es nuestra promesa de TIERRA FUTURA.

Elba Prado, Argentina